Compartir

Por Julio Ignacio Rodriguez Morano, Director & Publisher de Managementsociety.

 

El candidato libertario Javier Milei acaba de ganar las internas abiertas en Argentina y se suma a la cada vez más larga lista de políticos que aprovechan el descontento y hartazgo de los ciudadanos y logran atraerlos con un discurso sencillo, directo, de pocas ideas, elementales, claras y concretas. Lo que denomino los políticos de las “cuatro palabras”.

Le pregunté a Martín Rodriguez, un reputado periodista argentino, que opinaba sobre Milei y me dijo algo muy concreto que me llamó la atención: es un “buen publicista”. O sea, logró comunicar lo que la gente quería y reclamaba.

Pablo Vaca, editor de Clarin, el diario de mayor circulación de Argentina, destaca que “las ideas que Javier Milei exhibe son dos. Elementales, muy efectivas. Entran cada una en una sola palabra. La primera dice dolarización. Se traduce como estabilidad, normalidad en la economía, poder adquisitivo, calidad de vida. La segunda dice casta. Quiere decir que los demás han desperdiciado demasiadas oportunidades en demasiado tiempo y que ahora él y la gente merecen la suya”.

“Pero la verdadera clave del éxito de ambas ideas es que de tan simples llegan al cerebro convertidas en emociones. No hace falta pensarlas. Tampoco importan los detalles”, destaca Vaca.

Este artículo no pretende analizar al candidato Milei como tal, ni a su programa, ni su seriedad o falta de ella. Lo que busca es dar luces sobre como estos políticos logran llegar a los votantes con muy pocas palabras e ideas muy simples.

Y estas pocas palabras e ideas simplistas calzan perfectamente con una excelente utilización de las redes sociales. Estas se han convertido en una herramienta fundamental en las campañas políticas debido a su alcance, interacción directa, capacidad de segmentación, generación de conciencia y muchas otras ventajas que ofrecen para establecer conexiones significativas directas con los votantes y transmitir mensajes políticos simples y directos.

Obviamente este resultado electoral deja en evidencia las ganas de castigar rotundamente y del modo más doloroso al orden establecido con el voto de protesta.

Para muchos, entre los que me incluyo, Milei es un político con una clara estrategia, muy bien aprovechada por cierto, que busca establecer una conexión directa y emocional con la población, apelando a sus necesidades y deseos, a menudo a expensas de la élite o las instituciones establecidas.

Uno de los aspectos característicos del populismo es la creación de un “nosotros” (el pueblo) y un “ellos” (la élite, la casta para Milei, los poderosos, los de siempre, etc.), donde se presenta al líder populista como el defensor del pueblo contra estos “enemigos” percibidos.

A menudo utilizan mensajes simples y directos para conectar con su audiencia. Algunos ejemplos de políticos populistas que han empleado mensajes concretos y cortos son:

  • Hugo Chávez (Venezuela): “¡Viva la revolución!”
  • Donald Trump (Estados Unidos): “Make America Great Again” (“Hagamos América Grande Otra Vez”).
  • Narendra Modi (India): “Sabka Saath, Sabka Vikas” (“Juntos para Todos, Desarrollo para Todos”).
  • Jair Bolsonaro (Brasil): “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”.
  • Matteo Salvini (Italia): “Primero los italianos”.

 

Estos políticos han utilizado mensajes simples y pegajosos que resuenan con sus bases y les permiten comunicar sus ideas de manera efectiva.

 

Estos políticos han utilizado mensajes simples y pegajosos que resuenan con sus bases y les permiten comunicar sus ideas de manera efectiva. Sin embargo, es importante recordar que la política es un tema complejo y que estos mensajes a menudo simplifican problemas y soluciones, lo que puede llevar a un entendimiento incompleto de las cuestiones en juego.

La preferencia de la audiencia y de los votantes por frases más cortas puede deberse a varias razones, algunas de las cuales incluyen:

Agilidad y rapidez: En la era digital actual, la información se consume a una velocidad vertiginosa. Las personas pueden estar buscando respuestas rápidas o simplemente quieren obtener la información esencial en el menor tiempo posible. Textos cortos permiten una lectura más rápida y una comprensión inmediata.

 

Con tantas distracciones en línea, las personas pueden tener dificultades para mantener la concentración en lecturas extensas.

 

Atención limitada: Con tantas distracciones en línea, las personas pueden tener dificultades para mantener la concentración en lecturas extensas. Textos cortos son más fáciles de consumir en medio de otras tareas y notificaciones constantes.

Formatos y redes sociales: La comunicación digital se ha vuelto más visual y basada en imágenes y videos. Los mensajes cortos y directos se ajustan a esta tendencia, ya que pueden ser acompañados de contenido visual para transmitir mensajes de manera más efectiva. Las plataformas de redes sociales, como X (Twitter), Instagram y TikTok, tienen limitaciones de caracteres o duración de video. Esto ha llevado a la popularización de mensajes concisos y directos que se ajusten a estas restricciones.

Dispositivos móviles: Muchas personas utilizan sus dispositivos móviles para acceder a la información, y las pantallas más pequeñas pueden hacer que la lectura de textos largos resulte incómoda. Los textos cortos son más adecuados para la visualización en dispositivos móviles.

Saturación de información: La cantidad de información disponible en línea es abrumadora. Textos cortos pueden ser vistos como una manera de filtrar y obtener lo esencial sin invertir demasiado tiempo.

Fatiga informativa: La exposición constante a noticias y contenido puede llevar a una fatiga informativa. Las personas pueden preferir textos más cortos para evitar sentirse abrumadas por la cantidad de información.

Resumen y simplificación: Los textos cortos suelen requerir que el autor condense la información en puntos clave. Esto puede ser útil para transmitir ideas de manera clara y concisa, eliminando detalles innecesarios.

Disminución en la habilidad de concentración: La exposición constante a estímulos digitales y la rapidez con la que se puede acceder a información en línea pueden afectar la capacidad de concentración a largo plazo. Algunas personas pueden encontrar más difícil centrarse en la lectura extensa y profunda.

 

Vender ideas sencillas como si fueran la gran solución

 

En muchos países del mundo, incluyendo a los más desarrollados, “la clase media está rebelándose contra el estancamiento o incluso el empeoramiento de su nivel de vida y contra los políticos a quienes hacen responsables de todos sus males.

 

En muchos países del mundo, incluyendo a los más desarrollados, “la clase media está rebelándose contra el estancamiento o incluso el empeoramiento de su nivel de vida y contra los políticos a quienes hacen responsables de todos sus males. “La globalización, la inmigración, la automatización, las desigualdades, los nacionalismos y el racismo abren oportunidades para aventureros de la política que venden malas ideas como si fueran buenas” decía ya hace tiempo el politicólogo Moisés Naím. Y aprovechan el descontento de la gente y un discurso sencillo, directo, de pocas ideas claras y concretas. Lo que denomino los políticos populistas de las “cuatro palabras”.

¿El descontento con las clases políticas tradicionales es generalizado? Naím se pregunta: “¿Qué gobierno ha tenido éxito en los últimos tiempos? Qué gobierno democrático puede demostrar tasas de crecimiento de aumento del empleo, de aumento de los ingresos per cápita, mejoría de la educación, seguridad personal, estabilidad internacional, estabilidad económica. ¿Qué gobierno puede darse el lujo de decir que es un éxito?, casi ninguno, quizás algunos en Escandinavia o en Nueva Zelanda etc. pero en el mundo, lo normal es ser un gobierno fallido”.

 

“El enemigo es todo aquel que no piensa como yo”

Otra de las estrategias utilizadas por este tipo de políticos es aquella por la cual cualquier persona o grupo que no comparta sus puntos de vista es etiquetada como enemiga o parte de la élite corrupta. Algunos ejemplos de políticos que han utilizado este tipo de retórica en diferentes momentos y contextos incluyen:

  • Hugo Chávez (Venezuela): Chávez, quien fuera presidente de Venezuela, es a menudo citado como un ejemplo de político populista que polarizó la sociedad al establecer una narrativa en la que presentaba a sus oponentes como enemigos del pueblo y a sí mismo como su único defensor.
  • Recep Tayyip Erdoğan (Turquía): El presidente de Turquía, Erdoğan, ha sido acusado de adoptar un enfoque populista en su retórica política, retratando a aquellos que se oponen a él como enemigos de la nación y presentándose a sí mismo como el líder que protege los intereses del pueblo.
  • Jair Bolsonaro (Brasil): El presidente de Brasil, Bolsonaro, ha utilizado un discurso populista en el que retrata a sus oponentes como parte de una élite corrupta y se presenta a sí mismo como el único capaz de proteger al país de la corrupción y la decadencia.
  • Andrés Manuel López Obrador (México): El presidente de México, AMLO, ha sido acusado de utilizar una retórica populista en la que se presenta como el líder que lucha contra la corrupción y los poderes establecidos en favor del pueblo, al mismo tiempo que desacredita a aquellos que critican sus políticas.

 

Pero después hay que gobernar…

Mientras las consignas más taquilleras y los partidarios se entusiasman y cantan con triunfalismo, no está mal recordar que después habrá que gobernar y en el futuro requerirán negociaciones, pujas, acuerdos y votaciones. Todo lo que está bien de la política para poder gobernar con éxito.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Manual básico del político populista en la era de la postverdad

Deja una respuesta

Por favor, ingrese su comentario.
Ingrese su nombre aquí