SHARE

Amazon, la compañía que ha revolucionado el mundo del comercio electrónico, ha ido un paso más allá y se apunta ahora a la venta física de productos.

La compañía ha decidido instalar quioscos de Kindle en algunos aeropuertos y centroscomerciales. Estas máquinas venderán todo el equipamiento de losdispositivos, desde el Kindle Fire HDX por 379 dólares hasta el adaptador por 20 dólares, sin olvidar el resto de ebooks que ofrece la gama Kindle y sus fundas.

Este experimento comenzó a darse a conocer en noviembre, según han comentado representantes de Amazon. De hecho, coincidiendo con el CES deLas Vegas, la compañía instaló uno en el aeropuerto de la ciudad para atraer a nuevos consumidores o a los que quieran completar el equipamiento de su lector electrónico. En palabras de un portavoz de la compañía y que recoge Geek Wire, “estamos muy contentos con la respuesta de los consumidores y queremos darles una manera simple de adquirir los dispositivos y sus complementos”

Esta nueva iniciativa pone de manifiesto el deseo de la compañía de abarcar algo más que el comercio electrónico. Compañías de tecnología como Apple yMicrosoft ya dieron este paso de abrir tiendas físicas por lo que no sorprende la idea de Amazon de apuntarse a salir de su entorno online. Sin embargo, habrá que ver cuánta gente estará dispuesta a comprar de una máquina expendedora un producto de 379 dólares.

KINDLE