SHARE

Estamos seguros de que Apple ha vendido grandes cantidades de iPhone durante estas Navidades. Pero es evidente que su producto estrella no es tan ansiado como antes, destaca marketingdirecto.com

Apple vendió 51 millones de teléfonos durante el último trimestre del pasado año, y al igual que en el primer trimestre del pasado año, los resultados quedaron un poco por debajo de la previsión estimada por los analistas. Según Bloomberg, los analistas estimaron que Apple alcanzaría unas ganancias de 46 mil millones de dólares, y un margen de ventas del 37,3%.

Las ventas de iPhone durante la pasada Navidad, pueden ser un indicio de que la demanda de los nuevos modelos del dispositivo puede estar cayendo debido a la fuerte oferta de la competencia. La cuestión es, entonces ¿cuál será la nueva novedad de Apple?

“Existe un problema de percepción, ya que se cree que Apple no está innovando” ha explicado Brian Blair, uno de los analistas de Wedge Partners Corporation en Nueva York. “Esta es la razón por la que este año el lanzamiento de productos Apple podría ser criticado”.

El CEO de Apple, Tim Cook, actualmente se encuentra bajo la presión de mejorar los resultados financieros, situación que se agrava sin el lanzamiento de ningún nuevo producto desde el iPad en 2010. Y es que en el balance del último año, la compañía mostró la primera caída de sus beneficios anuales desde al menos una década.

“La previsión de los ingresos es un poco más baja de lo que se espera” aseguró Laurence Balter, jefe de estrategia de mercado en Oracle Investment Reasearch, que cuenta con el mismo ratio de compra que las acciones de Apple. Laurence añadió que “lo bueno para la compañía es que los márgenes y los ingresos vienen en positivo, y los beneficios están asegurados”.

Las ventas del último trimestre se mantuvieron gracias al lanzamiento del iPhone 5s y 5c junto con el iPad Air y el iPad mini, que llegaron al mercado justo a tiempo para las compras navideñas.

No obstante, las ventas del universo Apple en Estados Unidos cayeron en un 1% hacia unos ingresos de 20 mil millones de dólares, mientras que las ventas en China aumentaron en un 29% y llegaron a unas ganancias de casi 9.000 millones de dólares.

Por otra parte, Samsung Electronics, el mayor vendedor mundial de smartphones, también está luchando contra la desaceleración del crecimiento al igual que Apple. Los nuevos competidores son Lenovo Group y Huawei Technologies, que ofrecen unos precios más asequibles al consumidor. Esto ha repercutido en que la semana pasada, la compañía surcoreana confirmó un menor crecimiento de sus beneficios, algo que no sucedía desde 2011.

Apple ha defendido su rentabilidad recalcando que ofrece un dividendo efectivo de 3,05 dólares por acción y confirmó que había devuelto hasta la fecha, más de 43.000 millones de dólares en pagos a sus accionistas. Aun así, la compañía ha sido presionada para devolver más dinero a sus accionistas.

El activista multimillonario Carl Icanh aumentó la pasada semana su participación en la compañía a cerca de 3,6 mil millones de dólares y ha sido presionado por Cook para que incremente la compra de acciones con el objetivo de impulsar el valor en bolsa de las mismas. El multimillonario considerará la oferta del CEO de Apple en la reunión anual de accionistas del próximo mes.

APPLE