SHARE

Webster Lucas es el protagonista de esta historia. Este hombre ha demandado a McDonald’s por 1,5 millones de dólares tras alegar que sufrió “angustia emocional” después de sólo recibir una servilleta con su comida.

Todo sucedió en uno de los restaurantes que la compañía tiene en Pacolma (California) donde el demandante pidió un cuarto de libra de lujo y, cuando comprobó que sólo le habían entregado una servilleta, se enfrentó al gerente del local.

El gerente se negó y Lucas respondió que debería haber acudido a otro establecimiento. Ante esto, el gerente utilizó un comentario racista para referirse a Lucas espetándole un “ustedes”, ya que Webster Lucas es afroamericano.

Ante esta situación envió un correo electrónico al servicio de atención al cliente y la única respuesta que obtuvo fue un vale para una hamburguesa gratis.

MCDONALDS