SHARE
CEL-TIENDAS

Los omnipresentes smartphones pueden ser amigos pero también grandes enemigos de los retailers.

El 32% de los consumidores cambia de opinión sobre la compra de un determinado productos después de buscar información sobre él en internet con su smarthphone. Y no sólo eso. El 22% de los consumidores decide comprar el producto en otra parte después de buscarlo en internet y el 22% se decanta por adquirirlo online. Así lo concluye al menos un reciente llevado a cabo en 9 países europeos por Tradedoubler.

De acuerdo con este informe, sólo el 19% de los consumidores completa el ciclo de compra en las tiendas físicas. Y es que los dispositivos móviles tienen cada vez más influencia en la toma de decisiones de compra del consumidor.

“Nuestra investigación demuestra que los smartphones influyen de manera muy notable en el comportamiento del consumidor en el punto de venta. De hecho, más de la mitad de los consumidores ha cambiado su manera de comprar las cosas como consecuencia de los teléfonos inteligentes”, explica Dan Cohen, director de Tradedouble para Reino Unido e Irlanda.

¿Deben tener miedo entonces los retailers de los teléfonos móviles? En absoluto. Las tiendas físicas pueden y deben utilizar las ofertas personalizadas online y los vales de descuento para retener al cliente en el punto de venta, señala Cohen.

El estudio de Tradedoubler concluye que los smartphones tienen una influencia clave en el consumidor esté donde esté. El 45% de los consumidores echa mano de su smartphone para navegar en internet mientras se desplaza de casa al trabajo y del trabajo a casa, el 49% utiliza los teléfonos inteligentes en el trabajo, el 52% en los bares y en las cafeterías y el 44% mientras hace la compra.

 CEL-TIENDAS