SHARE

Tras el anuncio de la creación de Alphabet, la división de salud de Google se consolida. La empresa tecnológica ha realizado una fuerte apuesta en este campo y, parece que ya ha estado reclutando a los mejores científicos para sus filas.
APUESTA-GOOGLE-SALUD
Andrew Conrad es el encargado de liderar el equipo de salud de Google desde hace dos años que cuenta con 150 personas. Sam Gambhir, profesor de radiología y bioingeniería de la Universidad de Stanford, ha trabajado conjuntamente con Conrad en un proyecto que incluye nanotecnología para mejorar los diagnósticos. “Están construyendo un infraestructura para llevar a cabo proyectos in-house, así como a través de colaboraciones con universidades. Se trata de una apuesta muy fuerte apoyada desde la cúpula de la empresa”, asegura Gambhir. Una de las áreas en las que Google ha centrado su atención ha sido en investigar nuevas maneras de diagnosticar y tratar la diabetes. El año pasado anunció la creación de unas lentillas que miden los niveles de azúcar en sangre a través de las lágrimas de los ojos, proyecto en el que la farmacéutica Novartis ha mostrado un gran interés. Este mismo mes se ha dado a conocer el acuerdo entre la tecnológica y Dexcom para crear un monitor continuo de glucosa. Otro de los grandes proyectos de la empresa se llama “Baseline study”, por el que se recolectan genomas de más de 10.000 personas con el objetivo de crear una base de datos que proporcione una visión de cómo debe ser un cuerpo sano y así entender la transición de la salud a la enfermedad. Pastillas para detectar el cáncer, la esclerosis múltiple y otras enfermedades crónicas están siendo también objeto de estudio del equipo de científicos de Google. Pero no solo se propone prevenir y detectar las enfermedades sino que también pretende alargarnos la vida y es que, éste quizá sea el mayor objetivo de Google. A través de su equipo Calico, pretende maximizar la longevidad previniendo el envejecimiento. De esta manera, el resto de equipos trabajan para eliminar las enfermedades que puedan interferir en el objetivo de Calico. Parece que Google apunta alto pues, ya no solo se conforma con ofrecernos la mejor tecnología sino que ahora también quiere mejorar nuestra calidad de vida.