SHARE

Los inmigrantes sirios que llegan a Grecia se coordinan a través de la tecnología para saber qué hacer a su llegada. Los sirios hacen una recopilación de consejos en Facebook para que otros viajeros sepan detalles sobre su traslado a Europa, señala un informe de la CNN.

REFUGIADOS-SIRIOS
Según la ONU, el 70% de los migrantes que llegan a las islas griegas como Lesbos son refugiados sirios.

El sabotaje a los botes de hule es otra estrategia que se recomienda en Facebook.

Los traficantes cobran 1350 dólares para trasladar a los inmigrantes desde Turquía hasta Grecia.

(CNN) – Si tienes el pasaporte correcto, solo te cuesta más o menos 36 dólares comprar un boleto de ida a bordo de un ferry desde la costa turca hasta esta isla griega en el mar Egeo.

El ferry completa el viaje en más o menos 45 minutos.
Sin embargo, la tarifa de ida para los refugiados sirios es de aproximadamente 1.350 dólares por persona. Esa cantidad debe ser cancelada en efectivo a los contrabandistas que transportan a los pasajeros en el mar a bordo de balsas infladas llenas de docenas de migrantes.

Joseph, un cristiano que huyó de Siria a Turquía con nueve familiares hace menos de dos semanas, dice que fue puesto en una balsa de siete metros que transportaba a un total de 62 pasajeros.

Joseph, quien no quiere revelar su nombre completo por temor a que se tomen represalias contra sus familiares que aún están en Siria, atravesó el mar Egeo con su familia el miércoles por la noche. En total, gastaron el equivalente a más o menos 14.600 dólares por el peligroso viaje.

“Esto es muy caro pero el alma es cara”, explicó.

La guerra aún no había afectado directamente al pueblo costero de Tartus, controlado por el gobierno, donde Joseph trabajaba como contador. Pero él dijo que seguramente los alcanzaría.

“Si no es en un mes, entonces nos afectará en tres o en seis meses”, dijo. “Siria está acabada”.

Campamentos y teléfonos inteligentes
Joseph y su familia descansaban a la sombra de un polvoriento estadio donde las autoridades griegas han estado procesando a los refugiados sirios antes de enviarlos a la capital griega a bordo de enormes transbordadores.

Los refugiados y los migrantes están dispersos por toda esta isla. Ellos lavan su ropa en la playa debajo de las deterioradas murallas de un castillo de 1.400 años de antigüedad que una vez defendió a Lesbos. Acampan en tiendas en los parques. Por la noche, ellos caminan frente a bares y restaurantes donde los griegos beben ouzo y comen pescado a la plancha.

Sin embargo, la ola de migrantes que llega a estas costas muestra un nivel de destreza para coordinarse por medio de la tecnología que ha tomado incluso a los trabajadores de asistencia experimentados por sorpresa.

“Existe mucha tecnología… el nivel de organización que veo aquí en este contexto es nuevo”, dijo Alessandra Morelli, una funcionaria con la oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas, quien tiene experiencia al haber trabajado en crisis humanitarias anteriores.
“Cuando llegan, saben exactamente a dónde tienen que ir, con quién tienen que hablar. Ellos saben qué comprar”, explicó. “Sin duda, Facebook está jugando un papel increíble”.

‘Refugiados de Facebook’
Kenan al Beni, de 19 años de edad, es un excelente ejemplo de uno de estos “refugiados de Facebook” de Siria.

Al Beni y seis de sus amigos de la ciudad sureña de Suweida, quienes están comprendidos entre los 19 y 20 años de edad, habían atracado en la costa de Lesbos temprano el jueves por la mañana.

Cuando su barco se vio en problemas en el mar, al Beni dijo que él y sus amigos llamaron a la guardia costera griega por celular.
“Tenemos todos sus números. Tenemos GPS en nuestros celulares. Les escribimos por WhatsApp y vienen a salvarnos”, explicó, refiriéndose a la popular aplicación de mensajería.

Él y sus amigos evidentemente estaban preparados para este viaje. Muchos de ellos llevaban bolsas a prueba de agua alrededor de sus cuellos, en las que portaban sus documentos de identidad.

Luego, mostró una serie de páginas de Facebook en un celular, en la que los sirios hacían una recopilación de consejos para otros viajeros sobre el traslado hacia Europa.

Una página incluía fotos de qué tipo de tienda comprar para acampar, al igual que las indicaciones hacia un hotel asequible en Atenas.
“Todo lo que necesitamos”, dijo al Beni, estaba siendo compartido en Facebook, Twitter, Whatsapp y Viber.

El joven dijo que estaba tratando de llegar a Alemania para continuar sus estudios universitarios, ya que la guerra había hecho que los estudios superiores fueran imposibles en Siria. Su hermano ya estaba ahí, luego de haber hecho el mismo viaje con la ayuda de contrabandistas.
Isla inundada por migrantes

Según las Naciones Unidas, más o menos el 70% de los migrantes que llegan a las islas griegas como Lesbos son refugiados sirios. El resto de los recién llegados son una mezcla en su mayoría de personas de Afganistán, Pakistán y Bangladesh.

Por primera vez el miércoles, la ACNUR documentó a familias que llegaron a Lesbos desde Yemen, otro país que ha caído en una guerra civil en meses recientes.

La ONU dice que aproximadamente 50 botes de migrantes atracan en Lesbos todos los días, depositando de 1.500 a 3.000 nuevos inmigrantes.
Ellos han convertido a esta isla griega en una puerta no oficial hacia Europa.

Cientos de chalecos salvavidas de color naranja fluorescente llenan las playas rocosas de esta isla. Y a lo largo de la orilla, las aguas del mar Egeo salpican los restos blandos de balsas inflables que los pasajeros rasgan con cuchillos al momento de su llegada.

Los refugiados dicen que el sabotaje a los botes de hule es otra estrategia que se recomienda en Facebook, para impedir que las autoridades griegas envíen a los migrantes de vuelta al mar.