SHARE
PHOENIX-TOWERS-CHINA

Actualmente, la torre más alta del mundo mide 830 metros, está en Dubái y se llama Burj Khlifa.

Sin embargo, el país más contaminado del mundo pretende hacerle la competencia.

Esto, porque China planea construir el edificio más alto del mundo y el más amigable con el medio ambiente.

La empresa británica de arquitectura Chetwoods propuso la construcción de dos torres, el proyecto Phoenix Towers (torres Fénix) en Wuhan, China. Esta superaría por 170 metros a la torre Burj Khlifa y ayudará a disminuir la contaminación de la ciudad actuando como purificadores de aire gigantes.

Según se ha explicado, ambas torres filtrarán el aire y el agua de la ciudad, protegerá los lagos, captarán energía solar, eólica y de hidrógeno, permitirá el cultivo en su inmenso jardín, recolectará el agua de la lluvia, hervirá biomasa, e “intentará resolver cualquier crisis ecológica importante a la que se enfrente China central”.

Las torres están inspiradas en el símbolo chino del Fénix y en el concepto del Yin y Yang, y sus arquitectos prevén que comience su construcción para finales de 2015, y que esté terminado para 2017 o 2018.

(Puede leer el artículo completo en Fast Company)

PHOENIX-TOWERS-CHINA

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here