SHARE

Autos sin piloto, drones y viajes en el tiempo atrapan el interés de desarrolladores, aunque advierten que hay desarrollo y capital pero falta talento para mantenerse innovadores.

 En Sillicon Valley, California, miles de empresas enfocadas al desarrollo de productos y servicios tecnológicos, ensayan las tecnologías del futuro. 

Si bien en este escenario no figuran carros voladores o extraterrestres, “los desarrolladores de Silicon Valley advierten que en la próxima década los autos se conducirán solos, los drones serán parte de la logística urbana y los viajes en el tiempo y el espacio quizá sean más que fantasías de la ciencia ficción”.

El vicepresidente de la red mundial de emprendedores Endeavor, Allen Taylor, dijo que actualmente son cinco rubros de negocio a los que apuesta Sillicon Valley.

“Les llaman moonshot technologies y se cree serán disruptivas: drones, autos autónomos, transporte colectivo de alta velocidad; nanosatélites y viajes en el espacio y tiempo”, dijo Taylor en entrevista con CNNExpansión.

Aunque todas tienen inversiones en capital y talento, Taylor advierte que los desarrollos en autos sin piloto e inteligentes son los más próximos en salir al mercado. Además de compañías tecnológicas como Google, Uber y aparantemente Apple, las automotrices como Audi y Mercedes Benz apuestan a esta industria y participarán en el negocio que en 2020 valdrá 141,000 millones dólares según la consultora Allied Markets.

“La tecnología ya es un hecho pero creo que aún está por explorarse la viabilidad del negocio de esta innovación. Es una tecnología que sin duda llegó para quedarse por largo tiempo y espero en cinco, o máximo 10 años, poder ir a trabajar en un auto autónomo”, dijo.

El desarrollo de este tipo de autos se ve como la gran apuesta de Sillicon Valley. Tras desarrollar un dispositivo que permite cargar la pila de un smartphone en 60 segundos usando nuevas combinaciones de partículas, el desarrollador de origen israelí y fundador de Storedot, Doron Myersdorf, trabaja en tecnología para cargar los autos eléctricos del futuro en tan sólo cinco minutos.

“Vimos que es posible hacerlo con un smartphone. Ahora abrimos una nueva división de negocio para probar esta carga turbo en autos; podríamos cargar un Tesla en cinco minutos”, dijo Myersdorf en entrevista.

Sin embargo, la continuidad innovadora de Sillicon Valley no sólo vendrá en forma de auto. Para Taylor, el mercado de los drones tomará más fuerza en la próxima década.

La tendencia de drones se verá como un elemento propio de la logística urbana así como el transporte colectivo de alta velocidad como el que desarrolla Tesla ahora, el Hyperloop, que recorrería la distancia de Los Ángeles a San Francisco en 35 minutos.

EL TRANSPORTE DEL FUTURO EN 2016
En agosto de 2013, el propio Musk detallaba en un dossier de 57 páginas, un revolucionario sistema de transporte que sería capaz de conectar Carolina del Norte con Carolina del Sur, en Estados Unidos, en menos de media hora. Hablamos de miles de kilómetros, por supuesto. El modelo confirmado para 2016 tiene unas pretensiones mucho más modestas, pero será un transporte real, la primera piedra de toque para cambiar nuestra visión sobre el transporte urbano.

La intención de Hyperloop Transportation Technologies es probar los detalles del prototipo tales como las cápsulas, los sistemas de embarque o la comodidad de las instalaciones, más que la tecnología en sí. Para ello comenzarán construyendo un Hyperloop de unos 8 kilómetros en el valle de Quay, en una comunidad todavía inexistente y cuya construcción comenzará en breve.

Si todo funciona como se espera, el gran Hyperloop podría construirse en los años venideros. Hablamos de un gran tubo dispuesto en alto y de casi 650 kilómetros, cruzando el estado de California.

Este primer Hyperloop, aunque más modesto, no será menos revolucionario, pudiendo transportar a los habitantes de la nueva zona residencial en unos pocos minutos de una manera limpia, cómoda y segura, a través de toda la comunidad. Ésta, por supuesto, no ha dejado escapar la oportunidad de anunciar que serán los primeros en disfrutar del transporte que podría revolucionar mundo. Por su parte, los miembros de Hyperloop Transportation Technologies están encantados de ver que podrían comenzar a trabajar en un entorno real a partir del año que viene. “Es la mejor manera de demostrar que esta cosa puede construirse”, afirmaba Dirk Ahlborn, CEO de Hyperloop.

 5-FUTUTE-TECH