SHARE
REIVENTANSE-SILICON-VALLEY

Desde hace varios años, los primeros pilares de Silicon Valley sienten vientos de cambio. Pero la sorprendente decisión de Hewlett-Packard Co. de dividirse en dos pone de manifiesto la magnitud de esos cambios, señala Don Clark en The Wall Street Journal.

Gigantes tecnológicos icónicos como H-P, Intel Corp. , Cisco Systems Inc. y Oracle Corp. construyeron grandes franquicias conforme las computadoras se extendían a casi todos los hogares y empresas. Pero el crecimiento se ha vuelto más lento para esos pioneros de la tecnología, en mayor parte porque no pudieron conseguir beneficios similares con el cambio a los aparatos móviles y la computación en la nube, donde el poder de computación, almacenamiento y software son entregados a través de Internet.

Esto facilita que los empleados trabajen de forma remota y reducen la demanda de equipos de computación corporativos tradicionales que proveen empresas como H-P y Dell Inc.

Uno de los empresarios que le ha cambiado la cara a Silicon Valley es Marc Benioff, presidente ejecutivo de Salesforce.com Inc., que ofrece software de negocios a través de la web. Salesforce está creciendo con rapidez a expensas de rivales que venden software que los clientes instalan y ejecutan por sí mismos.

Cuando Benioff viaja, sólo lleva su nuevo iPhone de Apple Inc., pues ya ni siquiera necesita una computadora portátil.
Las empresas tecnológicas de la vieja guardia “no fueron diseñadas para este mundo”, dice Benioff. “Fueron diseñadas para el mundo anterior”, resalta Clark.

A la vez, muchas de las compañías que se volvieron pesos pesados en los años 80 y 90 experimentaron profundos cambios de liderazgo, o es probable que los atraviesen pronto.

Larry Ellison dejó la presidencia ejecutiva de Oracle el mes pasado después de 37 años, aunque seguirá vinculado a la empresa como presidente de la junta directiva y director general de tecnología. Este año Microsoft Corp. designó a Satya Nadella, el primer presidente ejecutivo que no participó en los primeros años de la firma de software. Intel opera desde mayo de 2013 bajo la conducción de Brian Krzanich, tras la abrupta renuncia de Paul Otellini como presidente ejecutivo.

Cisco anunció en agosto planes para realizar 6.000 despidos, el mismo mes que su presidente ejecutivo, John Chambers, cumplió 65 años. La compañía no ha nombrado a un sucesor ni especificado si Chambers podría alejarse del puesto.

“Estamos pasando desde la generación anterior de liderazgo a una nueva generación de liderazgo”, sostuvo Joseph Pastore Jr., profesor emérito de la Escuela de Negocios Lublin de la Universidad Pace, en Nueva York. “Hasta que la nueva generación de líderes realmente se afiance, será un momento muy indefinido en la industria”.

La reestructuración de H-P es encabezada por Meg Whitman, la ex presidenta ejecutiva de eBay Inc. que asumió las riendas de la empresa luego del corto mandato de Leo Apotheker. Whitman rechazó inicialmente la propuesta de escindir el negocio de PC.

Pero mucho ha cambiado desde entonces, reconoció la ejecutiva, apuntalando la noción de dividir una compañía que fabrica computadoras personales e impresoras de otra que vende tecnología para las empresas. Por un lado, aseveró, el plan anterior sólo involucraba el negocio de PC y requería la creación de una nueva marca.En el nuevo plan, en cambio, la entidad conocida como HP Inc. usará el actual logo de la empresa para vender PC e impresoras.

La ardua competencia en el sector tecnológico, agregó, también es un motivo para que se volviera más importante para las compañías centrarse en un puñado de áreas donde pueden tener un excelente desempeño mientras reducen sus estructuras gerenciales para tomar decisiones más ágiles.

H-P no es la única empresa que está tomando acciones radicales. Symantec Corp. contempla dividir sus negocios de seguridad cibernética y gestión de información en dos empresas independientes que coticen en bolsa.

El gigante del comercio electrónico eBay separará el sistema de pagos PayPal para fines del año próximo, un paso que inicialmente fue propuesto por el inversionista activista Carl Icahn y que la firma había rechazado en varias ocasiones. Michael Dell retiró de la bolsa a la empresa que lleva su nombre el año pasado, ante su frustración con la actitud de Wall Street hacia la empresa.

Geoff Yang, socio de la firma de inversión de riesgo Redpoint Ventures, indicó que es probable que las presiones de los inversionistas cobren más importancia en Silicon Valley.

Los gigantes tecnológicos de la vieja guardia, con distintos grados de éxito, se esfuerzan por mantenerse al día con la transición a los aparatos móviles y la computación en nube. Microsoft absorbió hace poco el negocio de teléfonos móviles de Nokia y está facilitando el acceso a su software desde los aparatos de Apple, como parte de la estrategia de “móvil primero, nube primero” de Nadella. Intel ofrece subsidios especiales para que sus microprocesadores estén en 40 millones de computadoras tableta este año, mientras sigue beneficiándose de las ventas de chips para servidores que usan servicios en la nube.

El fabricante de chips y el gigante de redes Cisco también han difundido la llamada la Internet de las Cosas, una frase que describe la introducción de la computación y la capacidad de comunicaciones en aparatos de uso cotidiano como electrodomésticos y automóviles.

Pero estas empresas aún combaten la percepción de que su influencia para darle forma al futuro de la tecnología ha disminuido, al menos frente a nativos de la web como Google Inc. y Facebook Inc. Actualmente Google tiene una capitalización de mercado que ronda los US$370.000 millones, mientras H-P está valorada en unos US$62.000 millones.

Por eso, los observadores más avezados de Silicon Valley prevén más divisiones y adquisiciones para ayudar a apuntalar los precios de las acciones e impulsar el crecimiento. También prevén más cambios en las cúpulas gerenciales.

—Shira Ovide contribuyó a este artículo.

 

 REIVENTANSE-SILICON-VALLEY

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here