SHARE

Muchos menos mediático que el europeo o el estadounidense, pero tanto o más desarrollado que ellos, el ecosistema fintech en China tiene todos los puntos para ser el hub mundial del sector.En este informe, Lara Olmo de TicBeat explica los motivos.

Mientras la atención mundial estaba puesta en los avances del sector fintech en Europa (con Lóndres y Berlín a la cabeza) o Estados Unidos (en especial Silicon Valley y Nueva York), a miles de kilómetros de allí, nada menos que en China, se estaba sembrando el campo de cultivo perfecto para que empresas innovadoras revolucionaran el sector de las finanzas en aquel país.
El nivel de desarrollo de su mercado fintech y la sofisticación de las startups que lo conforman han puesto al gigante chino en una posición privilegiada respecto a sus competidores que le hace merecedor de constituirse como el principal hub de las finanzas tecnológica en el mundo.
A esa conclusión llega el informe “The Rise of FinTech in China“ elaborado conjuntamente por el banco asiático DBS y la consultora china EY, que se ha detenido a examinar el dinámico ecosistema fintech de China, con AliPay y Ant Financial (el sistema de pagos digitales y la filial financiera, respectivamente, de Alibaba) como la soluciones más conocidas, y los factores que están impulsando su explosivo crecimiento.
Para ello empieza deteniéndose en factores demográficos y sociales. La clase media china, que para 2030 representará el 70% de toda la ciudadanía del país, conforma una vasta base de consumidores a los que el sistema financiero no estaba llegando pues no cubría todas sus necesidades.
Aunque los chinos por lo general siempre han sido recelosos de compartir sus datos por cuestiones de privacidad y seguridad, cada vez están más predispuestos a adoptar soluciones fintech para la gestión de esos servicios que la banca tradicional no les estaba ofreciendo, como patrimonio, seguros o servicios de banca privada.

Junto a ellos, cada vez más pymes está recurriendo a proveedores alternativos de acceso a pagos, crédito, inversiones, seguros e incluso otras ofertas de servicios no financieros.
Según se desprende de informe, esto dibuja un escenario favorable para el desarrollo de nuevas empresas, que han propiciado tanto las grandes corporaciones del mercado financiero, impulsando la innovación y la experimentación, como el propio gobierno chino, con un papel activo clave a través de políticas y regulaciones favorables para las fintech y apoyo económico con fondos públicos.

Además del capital riesgo, que sólo en el primer trimestre de este año ha invertido 2.400 millones de dólares en nueve startups fintech chinas, casi la mitad de la inversión mundial en empresas tecnológicas financieras.
Otro de los factores que resalta el estudio es que hasta ahora buena parte de la sociedad china estaba “desbancarizada”, es decir, que no accedía a productos financieros tan básicos como las tarjetas de crédito. Con la llegada de las fintech, esas personas invisibles para la banca china están accediendo al dinero de otra manera, con billeteras digitales u otros servicios no convencionales.
La rápida adopción digital de estos servicios también se debe a la flexibilidad de la empresas y aplicaciones fintech de aquel país, capaces de adaptarse rápidamente a las demandas de los usuarios, a diferencia de sus homólogas europeas o estadounidenses. Incorporan con rapidez nuevos servicios según las necesidades y por eso acaban convirtiéndose en indispensables para sus clientes.

Para hacerse una idea del desarrollo fintech en China, basta compararlo con sus vecinos en la región: el 35% emplea soluciones tecnológicas financieras frente al 1% -2% en muchos mercados del sudeste asiático.
Todo esto hace presagiar que el ecosistema de fintech de China tendrá un impacto en el desarrollo global del sector y el informe prevé que al final todos los mercados acabarán colaborando, asociándose e incluso invirtiendo unos en otros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here