SHARE

(EMPRENDER – EMPRESA – PROYECTO) Crear una nueva empresa no es tarea fácil. Por ello es necesario tener en cuenta una serie de factores que marcarán la diferencia con respecto a tus competidores. Si estás pensando en poner en marcha un nuevo proyecto, comienza por hacerte estas diez preguntas que recopila Patricia Rouzaut en Expansion.com

No todo el mundo tiene el perfil adecuado para ponerse delante de una start up. Incluso la persona idónea para arrancar un proyecto puede no cumplir con las capacidades necesarias para hacerlo crecer. Te proponemos un sencillo test para averiguar si tienes lo que hay que tener para convertirte en un emprendedor:

1. Idea
¿Cuál es la firma que quiero construir? Tener clara la iniciativa que vas a llevar a cabo es el primer requisito. “Una idea no tiene por qué ser algo revolucionario, puede ser una evolución o una expansión. En cambio, hacerlo con una cultura de servicio total al cliente, eso sí que es novedoso”, afirma Montse Ventosa, presidenta de Truthmark. Domènec Gilabert, director senior de Page Personnel, declara que “para diseñar el producto o el servicio en cuestión, hay que tener en cuenta que debe diferenciarse y aportar un valor añadido respecto al resto de los competidores”.

A pesar de todo, una gran idea puede quedarse en el camino si el resto de elementos de la empresa no la acompañan.

“Determinados factores como un buen márketing y una gran comunicación pueden hacer que una idea mediocre triunfe y que otras más brillantes se queden en la cuneta”, admite Noelia de Lucas, directora comercial de Hays.

2. Contactos
¿Tu libreta está llena de contactos? No importa tanto la cantidad como la calidad. Esta es la opinión de Genoveva Vera, coach y experta en liderazgo, quien asegura que “es necesario encontrar los contactos adecuados que ayuden a poner en marcha el negocio y a desarrollarlo”. El nuevo emprendedor necesitará a alguien experto en el sector en el que se quiera posicionar, que le ayude a validar su idead de negocio y su hipótesis de oportunidad de mercado. No podemos olvidarnos de aquellos contactos que se encargan de la financiación, así como de los que ayudan a abrir puertas y a llegar a otras personas.

La familia y los amigos también son un gran apoyo para el futuro empresario: “Es importante contar con personas que animen de forma afectiva. El emprendimiento es una actividad que puede producir mucha sensación de soledad”, matiza Vera.

La familia y los amigos también son un gran apoyo para el futuro empresario: “Es importante contar con personas que animen de forma afectiva. El emprendimiento es una actividad que puede producir mucha sensación de soledad”

 

3. Mercado
¿Conoces el entorno o has trabajado anteriormente en él? ¿Es un mercado suficientemente grande y en crecimiento? El empresario debe entender cuál es el mercado en el que obtendrá mayor demanda. Para ello, hay que estar atento a qué es lo que pide el cliente y cuáles son los cambios que se producen en el consumo.

Una vez identificado el contexto, es necesario escoger un nicho y centrarse en él. Cuando ya hayas conquistado ese nicho, podrás ampliar el negocio. Google no nació siendo un ecosistema, sino un producto -un buscador- que triunfó y abrió nuevas puertas.

4. Cliente
¿Sabes cuáles son tus consumidores potenciales? Para poder enfocar la idea del proyecto es necesario saber cuáles son las necesidades de los clientes a los que te diriges. Para ello, Patricia Fernández, directora de Internet y ecommerce de Experis, destaca la importancia de la forma en la que se transmite la idea al cliente. “Si la empresa tiene gente buena encargándose de la logística, del trato con el cliente y que trabaja rápido, la start up saldrá adelante”, afirma Fernández. Esta profesional resalta la idea de la rapidez en el ejercicio de las tareas, que llevará a crear un grupo de trabajadores eficaz.

5. Equipo
¿Tus empleados están involucrados al 100% en el proyecto? Creer en tu idea, en ti y sobre todo en tus compañeros está en la esencia de cualquier nueva creación. Sólo si tus colaboradores forman parte de un mismo todo, si comparten una misma visión de futuro conseguirás triunfar.

Paco Muro, presidente ejecutivo de Otto Walter, afirma que para llegar al éxito hay que “tener un buen equipo de socios comprometidos al máximo en el proyecto y estar todos dispuestos a trabajar a tope. Incluso poniendo hasta el último euro que te quede. Todo esto, sabiendo que como mínimo el primer año no habrá dinero para ninguno de los socios, y en el segundo con cubrir gastos ya será una alegría”. Además, es muy recomendable que existan diversos tipos de perfiles dentro del equipo, con el fin de complementarse.

Para llegar al éxito hay que “tener un buen equipo de socios comprometidos al máximo en el proyecto y estar todos dispuestos a trabajar a tope. Incluso poniendo hasta el último euro que te quede.

 

6. Personalidad
¿Tienes un carácter luchador e inconformista? Las capacidades del futuro emprendedor son las que le llevarán a conquistar el mercado. Las personas que no se rinden tienen más posibilidades: “Normalmente, los que triunfan son los luchadores natos que no consiguen el éxito a la primera, pero no por ello decaen”, matiza De Lucas. A esto, Fernández añade que “ser optimista es una de las claves para sacar adelante una iniciativa”.

Muchos jóvenes hoy en día se fijan en figuras como Steve Jobs (Apple) o Mark Zuckerberg (Facebook). Sin embargo, el profesional no siempre tiene que tener unas características concretas, así lo afirma Ventosa: “Existe cierto mito respecto a qué es ser emprendedor y qué características debe tener, pero hay muchos que día a día luchan por llevar a la práctica sus ideas sin capacidades espectaculares. Es mejor ser único”.

7. Financiación
¿Tienes a alguien que te apoye económicamente? “Si la idea es buena y el equipo el adecuado, el dinero llegará. Búscalo sin descanso y lo hallarás”, asegura Muro. Para financiar tu proyecto puedes empezar por acudir a un conocido o familiar que se incorpora así a la empresa como socio. Busca una persona de confianza. Una vez que la compañía ya esté formada, puedes pedir un crédito al banco, y por último, acudir a fondos de inversión para que aporten valor. Esta alternativa es poco común pero puede llevar al triunfo de la start up. Sin embargo, la persona que más dinero debería aportar es el propio emprendedor, según Muro: “Si tú no estás dispuesto a invertir todo lo que te queda en tu proyecto, difícilmente podrás involucrar a otro”.

8. Nuevas tecnologías
¿Está tu start up integrada en la web? El mercado cada vez es más dependiente de Internet y toda nueva empresa tiene como requisito imprescindible estar presente en la Red, ya sea con una página propia, con la presencia en un marketplace o con la actividad en medios sociales. El conocimiento de las nuevas tecnologías es clave para que el emprendedor dé a conocer su empresa y llegue a todo el mundo. De hecho, Muro declara que esta forma de comunicación hoy día es necesaria para todo: “Montar un simple bar sin tener en cuenta si tendrá wifi para los clientes ya es una temeridad”.

Un proyecto de márketing a través de las redes sociales para comunicarse con el consumidor o una página web para transmitir lo mejor de tu empresa ya no es nada novedoso sino necesario. Sin embargo, el emprendedor no tiene por qué ser experto en estas cuestiones, ya que se puede subcontratar un especialista para esta misión.

9. Organización
¿Tienes una estructura definida para tu nueva empresa? Existen una serie de funciones que no se pueden olvidar a la hora de idear una start up. Gilabert destaca tres soportes fundamentales: el área de innovación y desarrollo, la de márketing y la de recursos humanos.

“El departamento de innovación ayuda a diferenciarse del resto del mercado, el de márketing resulta estratégico para darse a conocer, y el de recursos humanos para la gestión y el desarrollo del talento”, afirma el directivo de Page Personnel.

¿Temes que tu compañía no triunfe en el mercado? “Entonces, mejor no emprendas”

 

10. Miedo al fracaso
¿Temes que tu compañía no triunfe en el mercado? “Entonces, mejor no emprendas”, concluye Muro. Es normal que al principio se tenga miedo, ¿y si no lo consigo? El primer paso es superarlo, ser positivo y no rendirse. El optimismo es una característica de la personalidad del emprendedor. “Si ya se sabe de antemano que todo irá sobre ruedas estarás emprendiendo, estarás simplemente haciendo negocios. Emprender es una aventura, tienes que tener fe en ti y en lo que haces”, explica el ejecutivo.

 

ESTE ARTÍCULO TE PUEDE INTERESAR

Lecciones para quienes quieran emprender

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here