SHARE

Suenan las alarmas sobre la pérdida de interés en las Google Glass.

Las Google Glass se han convertido en una de las grandes apuestas de la compañía de Mountain View en los últimos años pero parece que no están atravesando su mejor momento. Sergey Brin, cofundador de Google y uno de los máximos defensores y representantes de las Google Glass ha dejado de llevarlas en público y esto ha hecho que sean muchas las voces que se estén planteando que algo pasa.

Sergey Brin ha escogido el peor momento para no aparecer en un acto público con sus Google Glass ya que ahora más que nunca el futuro sobre este gadget es más incierto que nunca. Tal y como recoge Reuters se ha producido una pérdida de interés de los inversores ante las dudas generadas sobre sí Google será capaz de hacer llegar este dispositivo a un público masivo teniendo en cuenta que cada uno de estos cuesta 1.500 dólares. La encuesta de Reuters señala que 9 de los 16 fabricantes consultados han dejado de trabajar en los proyectos que estaban desarrollando relacionados con las Google Glass. Tom Frencel, CEO de Little Guy Games ha señalado a la agencia que “si hubiesen 200 millones de Google Glass vendidas, sería una perspectiva diferente. No hay mercado en este momento”. Por su parte Google ha querido despejar todas las dudas señalando que siguen tan “comprometidos como siempre” pero que esto “va a llevar un tiempo”.

GOOGLE-GLASS-TIEMPO