SHARE

(EMPRESA – TRABAJO – TIEMPO) Manuel Xirau, en un artículo en Forbes, destaca que como líder, uno de los aspectos más complicados es tener que despedir a una persona, sobre todo si realmente no quieres hacerlo.

Despedir a una persona es difícil por muchas razones. Un empleado puede estar encantado de trabajar para ti y para tu empresa, quizás hasta seáis amigos fuera del trabajo. Puede que sea una maravillosa persona que hace todo lo que puede en el trabajo. Por tanto, si despedir a alguien no es fácil, despedir a alguien que encima te gusta es simplemente terrible. Muchos jefes evitan esta situación hasta que se convierte en algo insostenible. Una de las cosas más difíciles en cuanto a negocios se refiere es decir que no a algo que necesitas desesperadamente.

Un puesto de trabajo requiere unas habilidades precisas. En ocasiones resulta muy tentador contratar a una persona que parece que puede encajar, simplemente porque nos cae más simpático que otro. Esta decisión no es la más acertada, a decir verdad. Si los demás compañeros tienen un problema con el método de trabajo de una persona, deberías escuchar atentamente en lugar de procrastinar tu decisión. Al fin y al cabo, esto solo va a afectar a tu empresa. No puedes permitir perder el tiempo. Existen ciertas señales que muestran que es hora de despedir a alguien aunque no quieras hacerlo:

Los datos no mienten. Si estás observando que no hay crecimiento, que esa persona no está resolviendo los problemas por los que le contrataste en primer lugar, ha llegado el momento de hacer algo.

 

Resultados mediocres

Los datos no mienten. Si estás observando que no hay crecimiento, que esa persona no está resolviendo los problemas por los que le contrataste en primer lugar, ha llegado el momento de hacer algo. Necesitas obtener resultados y beneficios, si esa persona no es capaz de contribuir a ello, es el momento de pasar página, por mucho que duela. No puede haber excusas de por medio. Has contratado a la persona equivocada.

Tú te ocupas de su trabajo

Si esa persona está delegando en ti o en los demás compañeros todo el rato, significa que no necesitas sus servicios. Puede que empiece de una forma sutil, pero de todas formas, vas a acabar haciendo aquello por lo que le contrataste.

Los principios y los valores definen la forma en la que quieres que las personas se comporten. Si esa persona se comporta de una forma inconsistente con respecto a sus valores, están dañando la imagen de tu marca.

 

Sus acciones no reflejan sus principios

Los principios y los valores definen la forma en la que quieres que las personas se comporten. Si esa persona se comporta de una forma inconsistente con respecto a sus valores, están dañando la imagen de tu marca.

 

ESTE ARTÍCULO TE PUEDE INTERESAR

Razones por las que te pueden despedir

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × four =