SHARE
ESPIRAL-DE-SILENCIO

El internauta medio prefiere evitar pronunciarse sobre asuntos políticos en los medios 2.0 si sospecha que su posición no es la mayoritaria.

Cuando la científica social Elisabeth Noelle-Neumann acuñó en 1974 la expresión “espiral del silencio” para referirse a la tendencia de la gente a evitar pronunciarse en público sobre asuntos políticos porque, en su opinión, su punto de vista al respecto no es ampliamente compartido por sus familiares, amigos o compañeros de trabajo, no podía sospechar que, cuarenta años después, esta teoría podría aplicarse sin demasiados ajustes ni grandes excepciones a redes sociales como Facebook o Twitter.

Las plataformas del entorno 2.0, con su amplio alcance y su actividad incesante, son espacios idóneos para expresar posiciones de lo más diverso, sin embargo, ¿cuál es el comportamiento que realmente mantiene el usuario medio en ellas? Para responder a esta cuestión, los expertos del centro Pew plantearon un estudio a partir de la actividad de 1.800 adultos acerca de la revelación de Edward Snowden sobre la vigilancia de los Estados Unidos a través del teléfono y el correo electrónico.

La encuesta ha servido para demostrar que los norteamericanos se muestran más dispuestos a comentar este escándalo en persona (el 86% lo haría sin reparos) que en el ciberespacio, en especial en las redes (42%). Y si había ciudadanos que no querían tratar este tema cara a cara (14%), aun menos por internet (solo un 0,3% haría esta excepción).

Además, los investigadores han averiguado que numerosos navegantes solo se incorporarían a una conversación virtual sobre esta noticia si, con carácter previo, se asegurasen de que su postura coincidiría con la de la mayoría de los participantes en el debate en línea o con la de sus seguidores o contactos.

 

 ESPIRAL-DE-SILENCIO

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here