SHARE

Hasta hace algún tiempo eran muchas las voces que señalaban que Apple estaba condenada al fracaso. Incluso The New York Times llegó a comparar a Tim Cook con Steve Ballmer.

Hoy en día todas estas referencias negativas hacia la compañía de la manzana se han quedado en nada. El iPhone 6 se ha convertido en todo un éxito señalando en su último informe que era capaz de vender cada nuevo iPhone que fabricaba.

De acuerdo a las predicciones efectuadas por el analista Ming-Chi Kuo de KGI Securities, Apple podría vender durante las próximas navidades 71,5 millones de iPhone 6. De confirmarse estos pronósticos esto supondría un aumento del 40% respecto al año anterior lo que sería todo un logro. Algunos temen el final de este buen ciclo para el iPhone ya que tarde o temprano sus ventas tocarán techo. Pero a diferencia del iPhone 5 Apple tiene algunos ases bajo la manga.

A principios del próximo año Apple podría lanzar al mercado su Apple Watch. Morgan Stanley predice que la compañía de la manzana conseguirá vender 30 millones de unidades. Una gran noticia para Apple si tenemos en cuenta que el precio de salida oscilaría los 400 dólares lo que se traduce en 12.000 millones de dólares. El año pasado la compañía generó 183.000 millones de dólares en ventas lo que sería una buena cifra.

La rumorología es extensa y señala también a un posible nuevo modelo de iPad aunque esto es poco probable ya que podría canibalizar las ventas del Mac. Pero Apple también cuenta con su nuevo sistema de pagos móviles, Apple Pay que le reportará unos ingresos extra.

A pesar de las nuevas apuestas de Apple son pocos los que hablan de que pueda convertirse en la compañía del billón de dólares como hemos escuchado en otras ocasiones pero si la compañía alcanzase este valor, de acuerdo a su actual número de acciones en circulación (5.860 millones de dólares) cada acción estaría cotizando a un precio de 170 por acción. A partir de este precio y con una relación precio-ganancias de 18, las ganancias de Apple por acción tendrían que ser de 9,47 dólares lo que se traduce en aproximadamente 55.500 millones de dólares en ingresos netos.

En este año fiscal Apple obtuvo unas ganancias por acción de 6,49 dólares, es decir, 39.500 millones de dólares. Por lo que para alcanzar los mencionados 55.500 millones de dólares Apple tendrá que aumentar sus ingresos un 40%. Si la compañía quiere llegar a los 66.900 millones de dólares la compañía de Tim Cook deberá aumentar sus ingresos casi un 70%.

Los analistas predicen que 2015 será el mejor año para Apple pero para llegar a los 1.000 millones de dólares Apple necesita ganar 55.000 millones de ingresos netos lo que significa que tendría que vender entre 70 y 90 millones de iPhone más al año lo que supone todo un desafío aunque no un reto imposible.

¿De qué otra forma podría llegar Apple a una capitalización de un billón de dólares? Podría sacar acciones con recompras aunque no sería fácil con su continuado modesto crecimiento de sus beneficios lo que supone que tendría que comprar 1.000 millones de acciones o el 17% de la compañía.

Otra posibilidad es que el Apple Watch se convierta en una impresionante fuente de ingresos o que el iPad experimente una espectacular recuperación. También la compañía podría vender su propio televisor y hacer un buen negocio con ello. Todo parece improbable pero como todo en esta vida, no imposible.

BILLON-APPLE