SHARE

(MILLENNIALS – IMPACTO – CAMBIO) La diferencia de precio y su menor impacto ecológico y humano están entre las razones del cambio de hábito.

Considerada una generación más consciente y atenta a la sustentabilidad de los productos y su fabricación, los hábitos de consumo de los millennials están impactando duramente en la industria de los diamantes. En Estados Unidos, donde la tradición promueve la inversión de miles de dólares para la compra de un anillo de compromiso, los millennials están dejando de comprar diamantes extraídos por la minería cambiándolos por diamantes creados en el laboratorio, que se ven muy similares y cuestan entre 30% y 40% menos, según explica Business Insider.

El proceso de fabricación de diamantes sintéticos empezó en 1954 y aunque creció la última década, todavía representa una pequeña porción del mercado: cerca del 1% de una industria global valuada en US$ 80 mil millones. Pero esto podría cambiar ya que según un reporte de Morgan Stanley, los diamantes de laboratorio podrían tomar el 7.5% del total del mercado para 2020.

El prejuicio alrededor de estos diamantes alternativos está desapareciendo: según un estudio realizado por MVI Marketing a 1.000 consumidores de entre 21 y 40 años, cuya mitad tiene ingresos anuales por US$ 50.000 o más, cerca del 70% dice que consideraría comprar diamantes de laboratorio, lo que representa un incremento del 13% en comparación al año pasado.

“Los consumidores actuales buscan diamantes ecológicos y libres de sangre. Esa es la clave”.

 

Las razones para que los millennials se vuelquen a este tipo de diamantes son principalmente tres: su parecido a los diamantes tradicionales, de hecho tienen la misma composición química y estructura; la diferencia de precio que representa un ahorro importante, muy tenido en cuenta por esta generación; y por último la búsqueda de productos socialmente responsables que no violen derechos humanos ni ambientales, algo que sucede en la extracción de diamantes tradicionales.

“Estamos creando una nueva industria”, explica Vishal Mehta, CEO de IIA Technologies en Singapur, una de las empresas más prolíficas en la producción de diamantes sintéticos según Bloomberg. “Los consumidores actuales buscan diamantes ecológicos y libres de sangre. Esa es la clave”, concluye.

ESTE ARTÍCULO TE PUEDE INTERESAR

Millennials: ahora quieren vivir en una furgoneta

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here